miércoles, marzo 29, 2006

Socialismo, nacionalismo y corrupción



Marisol Yagüe, nueva alcaldesa de Marbella tras la moción de censura a Julián Muñoz el 13 de agosto de 2003. Le acompañan sus socios en el Gobierno municipal, la socialista Isabel García Marcos y Carlos Fernández, del Partido Andalucista. (Foto: EL MUNDO/Javier Martín)

5 Comentarios:

Blogger Luis Valcarce said...

Lamento indicarle que la señora García Marcos no pertenece al Partido Socialista Obrero Español y no representa a dicho partido en la Corporación Municipal de Marbella.

Los únicos concejales del PSOE en Marbella son Diego Lara Sánchez y Silvestre Puertas Puertas, como podrá comprobar en la web del PSOE y en la del Ayuntamiento de Marbella.

Un saludo

3:02 p. m.  
Blogger Zeitnot said...

Yo no afirmo que la señora García Marcos pertenezca (ahora) como usted al PSOE.

4:22 p. m.  
Blogger El Cerrajero said...

¿Qué ocurriría si se hiciera una operación contra la corrupción y la prevaricación en toda España y muy especialmente en Cataluña?

Cuando nos (des)gobiernan personajes de "Aquí hay tomate" pues pasa lo que pasa... "que aquí hay tomate" ^_^

# Luis Valcarce, ya que está a la que salta, Alfredo Sánchez Monteseirín si es socialista AHORA y también alcalde AHORA y está implicado en una corrupción apestosa AHORA.

6:53 p. m.  
Blogger El Cerrajero said...

# Luis, por si el grupo PRI$A no te informa debidamente: Monteseirin corrupto.

6:58 p. m.  
Blogger Rafael del Barco Carreras said...

CURSOS SOBRE CORRUPCIÓN



Rafael del Barco Carreras



Me proponen participar en unos cursos donde una de las asignaturas sería la CORRUPCIÓN. Cursos de DEFENSA CIVIL los titula el ingeniero superior especializado en tecnologías de INTERNET, Luis Toribio. Ver su web www.legitimidad.es. Que yo sepa no hay precedentes. A pesar de tan extendida, la corrupción, comparable a la sexualidad durante siglos, es un tabú. ¿Cómo academizar unas tan enraizadas prácticas?. Si sobre estafas o métodos delictivos se ha escrito y sintetizado casi todo en Criminología, sobre el específico mundo “oficial” y “paraoficial” donde tantos se han enriquecido a base de engañar, traicionar, mentalizar, dirigir, explotar, mentir, falsificar, prevaricar y extorsionar a clientes en connivencia con funcionarios públicos convirtiéndose en una gran red explotadora de toda una cadena de rentables delitos, apenas si hay referencias. El catedrático Rafael Jiménez de Parga, según Internet, participa en semanarios sobre la “Denuncia Falsa”, pero no nos explica como se juega con ella por parte del “mundo oficial”, el suyo. O descubrir la falacia en las conferencias del Juez Miguel Moreiras, invitado por Juan Piqué Vidal, sobre la “Personalidad del estafador”, y cerciorarse uno mismo, que completamente convencido de tener el “mejor abogado” de la ciudad, se ha convertido en una mosca a succionar en una tupida tela de araña. Y nunca estuve de acuerdo con el Fiscal Jefe Vitalicio José María Mena sobre el “caso aislado” Luis Pascual Estevill, el “nos temimos una generalización” se halla más cercano a la realidad. Con la particularidad que a todos les encantaba teorizar y escribir densos libros sobre los delitos que con tanta precisión e impunidad explotaban ellos mismos. Su palo.

En resumen, unos cursos de “autodefensa intelectual”. LA CORRUPCIÓN, una asignatura que solo desde la sufrida experiencia se puede impartir. Una labor apasionante, y peligrosa. Un dato, los dos citados poseen en estos momentos bufetes de 50 profesionales cada uno dispuestos a defender su honor, y en casos concretos su “libertad”, a base de denuncias, abusando de su preeminencia en la Judicatura y el mundo del Derecho. El TERROR del “a éste lo empapelo”. En cuanto a Jiménez de Parga, que se lo pregunten al periodista Félix Martínez, y sobre el encarcelado Piqué Vidal y los cientos que prestan o han prestado servicios en su bufete, no solo tiran y han tirado del barato papel oficial (barato o gratuito en su caso) sino de muchísimas más prácticas corruptas. Y ni pensar que sus jueces, secretarios, fiscales, o incluso notarios, “amigos”…siguen en activo, dispuestos a ganar dinero a como de lugar.

Cursos pues, muy peligrosos, pero alguien deberá empezar a explicar el calvario que puede caerle encima a cualquiera, si como a mí, y miles más, un buen día le llaman de un bufete, consulting o gestoría proponiéndole la defensa o su intervención en un caso concreto. O convencido que tiene razón, la pueda conseguir, o cargado de malicia contra cualquiera de los muchos problemas de la vida, acude a un abogado, y no solo “no tendrá” razón alguna sino que le exprimirán, o algo peor. Si un francés escribió que a un hombre le pueden arruinar “el juego, las mujeres y los ingenieros”, yo siempre he añadido… y también el “mejor abogado” de la ciudad.

Sobre eso y más, y por su abundancia en Barcelona, se imponen unos cursos que además de enseñar a captar, y por tanto defenderse de la abundante corrupción y hasta atropellos “oficiales”, porque además te convierten en delincuente y enemigo público, despierte el olfato para huir de refinados y muy “doctores” profesionales

4:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home