sábado, mayo 29, 2004

Involución y Racionamiento

Dándome un paseo por Galeusca, gracias al blog de Mierda España me he encontrado con una maravillosa sátira, que estaría a la altura de los más delirantes escritos de Bastiat si no fuera porque pretende ser un ¡artículo serio!
Reproduzco y comento el artículo sobre un "documental" titulado Consumo Plus que debería ser digno del mismísimo Moore.

El denominado primer mundo está formado por el 20% de la población mundial, y ese pequeño porcentaje consume el 80% de los recursos del planeta. Un nivel de consumo insostenible a cuyo ritmo será imposible continuar indefinidamente. Un ciudadano norteamericano medio consume cinco veces más que un mexicano, diez veces más que un chino y treinta veces más que un ciudadano indio.

Eso del consumo insostenible le trae a uno a la memoria a los muchachos del Club de Roma y su estudio en 1972 sobre "Los límites del crecimiento", ya por entonces se pronosticaban hambrunas mundiales, escasez de petróleo e innumerables catástrofes que llegarían aproximadamente a finales del siglo... mmm... del siglo pasado. Algunos nunca aprenden y continuan obviando los efectos del desarrollo tecnológico (las técnicas agricolas y de extracción mejoran constantemente) y la eficiencia del mercado en la asignación de los recursos (eso tan raro de la oferta y la demanda).
Respecto al consumo desproporcionado, la solución de liberalizar y globalizar la economía mundial terminando con la mayoria de esas desigualdades no es una solución que les satisfaga, en su lugar, prefieren hundirnos a todos en la miseria (los miembros del partido no cuentan) para que vivamos felices todos igual de miserables.

Los spots publicitarios de televisión son una de las herramientas de comunicación más poderosas. Los grandes fabricantes de información y del mensaje buscan causar un gran impacto en el espectador, induciéndole a consumir cada vez más: un espectador consumidor pasivo del mensaje, débil y sin opción a opinar. Se trata de simple propaganda para la cultura del consumo.

Ay! que seria de nosotros los debiles e ignorantes espectadores, incapaces de evitar salir corriendo a comprar cada vez que vemos una tía buena en la televisión, sin nuestros protectores progres. Si los mayores espertos del mundo en publicidad y manipulación dicen que la tendencia al consumo nos es inducida por los pérfidos medios les creemos y punto, y al que no se lo crea unas horitas de reeducación y ya verá como lo ve todo más claro.

John Zerzan es uno de los principales gurús antiglobalización. Piensa que intentan convertir a los ciudadanos en consumidores mediante métodos terroristas. Se dice a la gente que el futuro tecnológico unirá a las sociedades y facilitará el acceso a la diversidad, pero la realidad según Zerzan es que la tecnología moderna favorece el aislamiento frente a la proximidad. Hace un llamamiento a la destrucción de los inmuebles y de la propiedad privada, que considera necesaria, porque rompe los límites de la política habitual. No cree que las manifestaciones corrientes sirvan para nada.

El tal Zerzan es un tecnófobo reaccionario de esos que sueñan con volver a las cavernas. Una víctima de los métodos terroristas de la publicidad que tiene que defenderse a golpe de ladrillo y cocteles molotov, un auténtico pacifista defensor del anarco-primitivismo. Espero impaciente que saque del armario al cavernicola que lleva dentro y se vaya a las Montañas Rocosas a predicar con el ejemplo.

Y contra este tipo de acciones arremete el famoso discurso consumista de Bush. Llama a la guerra contra los, según el, terroristas que atemorizan a la sociedad con la idea del peligro del consumismo. Por el contrario, Fidel Castro responde con himnos a favor del anticonsumismo, y claro ejemplo de ello es la política alimentaria que en Cuba se lleva a cabo. Cada ciudadano obtiene una cartilla de racionamiento con todos los productos que pueden obtener. Enseñan la cartilla en los comercios y obtienen la cuota que les corresponde según el racionamiento.

Ah! Insensato de mí! Bush no solo es un sádico genocida sino que es el culpable de que todos queramos tener coches, casa propia y teléfonos móviles. ¡Maldito! Afortunadamente todavía quedan almas caritativas como Castro, que nos dicen que debemos comer y cuanto, uno no se convierte realmente al comunismo hasta que comprueba lo delgadas y guapas que estan las cubanas. ¡Benditas cartillas de racionamiento!

El poder de las grandes empresas multinacionales es lo que de verdad está empezando a gobernar el mundo, y muchas de ellas tienen ya más poder que los gobiernos.

La típica manipulación progresista, si hay multinacionales que obtienen ese poder, es porque lo reciben de los políticos que con sus contratos a dedo, sus leyes a medida, su proteccionismo, sus regulaciones y demás zarandajas crean auténticas redes de corrupción. El cancer no son las multinacionales, sino el excesivo poder de algunos políticos sobre sus paises y la economía.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

Esa Galeusca es un canal de telvisión vía satélite (creo que ya difunto y de titularidad presuntamente pública) que poco o nada tiene que ver con la coalición nacionalista para los europeas. El paseo se lo ha dado usted por los informativos de la EiTB...

12:41 a. m.  
Blogger narpo said...

Ah! ¿y?
Yo no hago referencia a la coalición en ningun momento, simplemente me encontre esa joya por casualidad y la comento, no tiene desperdicio el artículo que quiere que le diga. Da gusto ver las noticias que dan los medios públicos del Pais Vasco.
:D

12:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home