lunes, octubre 16, 2006

Esa enfermedad llamada humanidad

La razón se hace eco de un articulo de New Scientist y aprovecha para explicarnos mediante un artículo dantesco lo perjudiciales que somos los humanos para la salud:
El ser humano es un animal voraz. En cuestión de unos miles de años, hemos engullido más de un tercio de la superficie terrestre entre ciudades y cultivos, además de empujar a la extinción a miles de especies y contaminar campos, ríos y océanos.
Increible... ¡Si es que somos peores que el tabaco!
La polución lumínica que ahora afecta al 85 por ciento de los cielos de la UE se desvanecería casi de inmediato.
Quien lo iba a imaginar, si el hombre desapareciera... ¡se apagarían esas malvadas luces que nos torturan por las noches impidiendonos disfrutar de las estrellas!
Con la desaparición de los humanos, la Tierra recuperaría el pulso a toda velocidad.
Pues nada, ya está tardando la ONU en hacernos desaparecer a todos, antes de que se le pare el corazón a la pobre Tierra. Y el último que no se preocupe de apagar las luces, ya se apagaran solas las malditas...

1 Comentarios:

Anonymous davidbm said...

A ver si me salen las cuentas: 800 millones de hindúes, 1200 millones de chinos, 500 millones de africanos y por supuesto otros 500 de hispanoamericanos, gaseados en el altar de la ecología.
¿O es que los que sobramos somos solo los capitalistas?

7:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home