martes, agosto 24, 2004

Agoreros de Internet

La "crisis" del petroleo me ha recordado a la "crisis" de las direcciones IP de Internet. Nos quedamos sin ips, decían (y acertadamente).
Por ello apareció IPv6 que se creó prácticamente para resolver este problema (los problemas de seguridad ya han sido resueltos aceptablemente con IPSec). Pero la migración era demasiado costosa y, por tanto, se estudiaron otras alternativas. Para empezar, se acordó mantener la compatibilidad entre IPv4 e IPv6 de forma que no hubiera que realizar cambios drásticos si no progresivos. Aún así, los cambios iban a ser muy costosos, aunque ya no serían tan traumáticos.
Aun así el ingenio humano siguió trabajando en ello y dio lugar a que proliferara la utilización de NAT (Network Adress Translation) de esta forma se pueden asociar a una ip pública (de Internet) multitud de ips privadas (locales) permitiendo a estas últimas acceder a Internet con toda normalidad y de forma transparente. El "colapso" de las direcciones ips ya es cosa del pasado (esto no quita para que continuemos migrando a IPv6). Y es que, como fenomenalmente dice Jose Carlos Rodriguez, lo importante no son los recursos, si no los servicios.

2 Comentarios:

Blogger Daniel said...

La comparación entre la escasez de direcciones IP y los recursos físicos es inadecuada y no aporta nada en la defensa de tus argumentos. Tampoco es que José Carlos me convenza, pero desde luego sus analogías son más fáciles de rebatir.

Lo de las IP es absurdo!

12:50 p. m.  
Blogger narpo said...

Aja, evidentemente no es lo mismo, pero ilustra a la perfección.
Lo que cuenta es el servicio, no el recurso.
¿Algun argumento que aportar en contra?

1:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home