miércoles, diciembre 01, 2004

Bio-escépticos

Golan ha vuelto a tocar el tema de los biocombustibles aunque esta vez su respuesta no me ha gustado nada.
Y no me ha gustado, principalmente, por el airede mofa que he visto en su respuesta. Para empezar, el título de bio-gaitas me parece excesivamente peyorativo al igual que sus cursivas al referirse al "invento".
Evidentemente, un simple aire burlesco en la respuesta no tendría la menor importancia si no fuera porque va acompañado de unos argumentos que no terminan de convencer(me).

Golan continua obviando ciertas realidades (cualquiera diría que me ha tomado por una sandía demagoga):

En primer lugar, yo no hablaba de la agricultura en general sino de cultivos destinados a la producción de biocombustibles. En segundo, si se dejara al mercado ajustarse libremente, hoy no habría ni una hectárea agrícola dedicada a la producción de biocombustibles... Estados Unidos tiene probablemente la agricultura más productiva del mundo. Y aun así, nadie cultiva para combustibles salvo jugosa subvención.

El agricultor intentará producir de la forma que le sea más rentable. Le da igual producir cebada para cerveza o girasol para combustibles, la decisión dependerá del coste de producción y del precio y demanda. El problema actual es la demanda, con las necesidades actuales sobran agricultores y es por ello que se creó toda una “cultura de la subvención” para intentar suplir esta carencia de demanda. Mi argumentación, simplemente, consiste en afirmar que la demanda derivada de la producción de biocombustibles podría solventar el problema aumentando la rentabilidad del campo eliminando la "necesidad" (¿escusa?) de subvenciones.
Este último punto, el de las subvenciones para la producción destinada a biocombustibles, es el que provoca la rechifla de Golan.
A este respecto los motivos argumentados, hasta el momento, son bastante pobres. Se limitan a afirmar que en la actualidad esta producción no puede ser rentable.
Si bien la historia de los biocombustibles es antigua (no olvidemos que el primer vehículo de Diesel se propulsaba con combustible de cacahuete) todavía está en pleno desarrollo.
Si observamos diversos estudios comparativos sobre el costo de producción de biodiesel podemos sacar conclusiones muy interesantes. En estos estudios el costo de producción de biodiesel con productos vegetales frente al producido con petróleo viene a ser el doble.
Una mejora en estos procesos de producción y un aumento del costo del petróleo (ambos sucesos estan ocurriendo desde la realización de los cálculos anteriores: el costo de producción esta disminuyendo y el precio del petróleo subiendo) podría reducir considerablemente esta diferencia.
Hace un año la revista campo y motor de John Deere (siento no tener el enlace pero la revista no esta disponible online) trataba el tema y colocaba el precio de barrera del petróleo frente a los biocombustibles en torno a los 40$/barril. Aunque conviene no olvidar (como bien dice Golan) que esta producción esta fuertemente subvencionada, no parece disparatado pensar, dada la tendencia actual, que en el medio plazo estos combustibles pueden ser rentables sin necesidad de ningún tipo de ayuda gubernamental.

es cierto que muchos países podrían sacar mucho más rendimiento a la superficie que actualmente destinan a cultivos. Pero es que esa mejora la necesitan para otras cosas antes que para combustibles. Comer, por ejemplo. Y si mejoran su productividad agrícola lo suficiente, no les vendría mal en muchos casos reducir las superficies de cultivo.

Obviar que la producción de biocombustibles podría aumentar la demanda de este tipo de productos provocando, a corto plazo, un importante empujón para la agricultura del tercer mundo y, a medio plazo, la aparición de una industria basada en los biocombustibles (en muchos países subdesarrollados ya esta extendido el uso del etanol) me parece, cuando menos, una temeridad.

Otra cosa es, como decía, el uso de residuos biológicos como combustible, que me parece una excelente idea con mucho futuro y mucho sentido común.

Estoy de acuerdo en esto. Pero no veo la relación, igual que en la actualidad se utilizan diversos combustibles fósiles sería normal utilizar diversas fuentes orgánicas como algas, grasas animales o, como bien dices, residuos.

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

SENECA.
Gracias por lo del aire comprimido, me gustaría poder opinar pero es que no tengo ni idea, y por cierto tu página la visito a diario lo que pasa es que no suelo escribir porque para hacer un comentario me pego media hora.

12:45 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues a mí no me parece tan burlesco y peyorativo lo que dice Golan; estoy de acuerdo en que dedicar terreno de cultivo para "quemarlo" es un despilfarro de recursos que solo funcionaría subvencionado, en este sentido recuerdo un Proyecto de ENDESA de hace unos años según el cual pretendían "arrasar" un montón de Ha de tojo para plantarlo con otra cosa que después iban a quemar en una minicentral itinerante de biomasa, para minimizar las pérdidas de potencia por distancia al punto de consumo; la rentabilidad del proyecto se basaba... en las subvenciones a fuentes de energía alternativas. Aparte que no veo por qué el CO2 que produzca sería "menos malo" que el derivado del petróleo.
Otra cosa es la utilización de resíduos de cultivo, domésticos o de industrias alimentarias, bien para quemar directamente o para producir metano, un sistema que ya se ha desarrollado en varias conserveras y algún vertedero de Basuras.

Drosophyllum

3:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Narpo:

En primer lugar, te pido disculpas si te has molestado por el tono de mi comentario. No lo escribí tratando de burlarme de ti en absoluto. Me gusta ser un poco ácido, nada más. Hablar de "invento" no tiene NADA de peyorativo. Los biocombustibles son un invento, no es algo discutible.

En cuanto a los costes que mencionas, sería interesante hablar también sobre el balance ENERGÉTICO de los mismos. Es decir, si tras todo el proceso de cultivo, cosecha, procesado y demás, se está obteniendo un beneficio neto energético o no. En el caso de los alcoholes obtenidos de maiz (que es como lo están haciendo mayoritariamente los americanos) hay enormes dudas sobre si llega a haber beneficio energético. Y en cualquier caso si lo hay es ínfimo. En estas cosas también hay que pensar si se pretende que ese invento llegue a ser algo más que una curiosidad marginal.

Es decir, los biocombustibles no mejorarán la rentabilidad del campo sin intervenciones externas porque la rentabilidad ENERGÉTICA que producen, es ínfima (o nula). Y al final, las cuentas tienen que salir. Si un litro de girasoil cuesta la mitad que uno de gasoil, pero han hecho falta 3/4 de litro de combustible para producirlo, NO es un invento rentable.

Por otro lado, no necesitamos repasar ni tú ni yo el concepto de oferta y demanda. Lo que yo me limité a señalar es que ninguno de los biocombustibles que se producen en la actualidad se producen en virtud de una realidad de mercado. Y además, que creo que no sucederá. Por eso discrepé de tu postura de que sería una buena medida para impulsar la realidad mercantil y económica en el mundo agro.

Por último, me gustaría insistir en lo del tono. No confundas mi crítica ácida hacia la exageración de moda sobre los biocombustibles con una burla hacia ti.

10:52 a. m.  
Blogger narpo said...

Los estudios que hay al respecto son alentadores. Cuando tenga más tiempo entraré con más detalle.
Evidentemente ni me he molestado ni me lo he tomado como algo personal, aunque me parece un poco infantil esa actitud tan burlesca :P
Un saludo.

1:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Me parece un poco infantil esa actitud..."

Entonces es que voy bien :P

--Golan

10:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

llkjdflkjlg jlkjlgldhjdglhdlgjk

1:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home