miércoles, febrero 22, 2006

Política podrida

Pureza ideológica:

Los últimos informes versan sobre los procedimientos usados por la CCRT. La intención era saber, entre otras cosas, la tendencia política de los periodistas que trabajaban en TV3 y Catalunya Ràdio, la lengua de uso privado entre ellos, cómo utilizaban el catalán en público o si se propagaba suficiente el ideario nacionalista.


Nada que no supiéramos, pero por escrito y con sello oficial. La ingeniería social que aplican todos los partidos llevada al paroxismo quasi-nazi. O sin el quasi.

Y mientras los políticos podridos se regodean en su charca de poder, los españoles... viendo el fútbol. Hay días que uno se siente tan anarco.

1 Comentarios:

Blogger Egrimm said...

Me gustaría poder estar sorprendido, pero con el tiempo mi capacidad de asombro va disminuyendo...

1:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home