miércoles, febrero 21, 2007

Ideas worth dying for

«La Historia nos enseña que hay ideas por las que merece la pena luchar y morir. La Historia también nos enseña que la injusticia y la opresión raramente respetan las fronteras, especialmente en lo concerniente a Rusia. Al revés, se esparcen como el cáncer.

El actual régimen del Kremlin bajo Vladimir Putin es, de alguna manera, un nuevo cáncer difícil de diagnosticar y de tratar.»


Gary Kasparov ante la Foreign Policy Association.

Lo trágico es que cuando habla de "ideas worth dying for" no es sólo para imprimir dramatismo. En Rusia, o algo más cerca.

Trascripción (en inglés).

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

Hasta 1998, año del crack bancario en Rusia, los oligarcas, en su mayoria judios, desvalijaron el pais mientras las instituciones occidentales (Cato y otros) cantaban loas al progreso de una Rusia que se deslizaba sin freno hacia el hambre. Despues, hubo una sana reaccion, Putin acabo con el oligarquismo, cuyos protagonistas acabaron huyendo a Israel (donde cualquier criminal es bienvenido a condicion de ser judio) y se acabo la fiesta. A partir de entonces las mismas instituciones occidentales que antes loaban el desarrollo ruso (o el de los judios de origen ruso) dan la murga sin cesar con lo de las grandes causas por las que vale la pena morir (lease "matar"), y los judios de todo el mundo utilizan sus innumerables tribunas para cantar la palinodia a las libertades perdidas, o mejor a la pasta evaporada?

8:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home