domingo, septiembre 11, 2005

Realidad Virtual

Ayer Daniel tocó un tema importante: la utilización del lenguaje para influir en la realidad. Es una aplicación sutil de la técnica de Goebbels de la mentira “ad nauseam”, aunque el invento no es precisamente nuevo y ya Voltaire había señalado que la Historia es una “mentira consensuada”.

Hay ideologías que han sido construidas enteramente con este método. Los nacionalismos han crecido fomentando el victimismo, se han justificado tergiversando la Historia y pretenden acabar con sus enemigos políticos identificándose con su supuesta nación. Y conscientes del potencial de la manipulación del lenguaje, intentan imponer por vía legislativa el uso de las expresiones “nacionalidad histórica”, “nación [inserte el gentilicio oportuno]” o “país(es) [ya sabe usted]” a la vez que siempre se refieren a España como “estado español”. Por supuesto llegará el día en que argumenten que puesto que son nación merecen un estado propio. Tiempo al tiempo.

Ante la pasividad de una anestesiada derecha nacional, la izquierda y los separatismos han logrado tal control de los centros de creación de opinión que son capaces de generar una realidad virtual que al calar en la gente se transforma en auténtica realidad con más eficacia de la que podamos pensar.

Pongamos algunos ejemplo para ilustrar la cuestión. La expresión “sociedad del bienestar” es un gran invento de la izquierda. No hace falta ninguna explicación. ¿Quién va a estar en contra de algo así? Y ahora que vengan esos neoliberales con cuernos y rabo y que se pongan a explicar qué tiene de malo.

Una obsesión de la progresía internacional que a mí me hace mucha gracia es esa de hacer ver lo bobo que es George Bush. No es que yo simpatice mucho con el personaje, pero aún así tengo una mala noticia para todos esos que se creen mucho más listos que el tío más poderoso del planeta: no lo sois.

Esta técnica de ridiculizar a quien no opina como tú es especialmente eficaz y en España la han sufrido muchos personajes: "Ansar", "Espe", o por ejemplo, Urdaci, que era un pelele del gobierno, al contrario de la dignísima Carmen Cafarell.

La última gran cruzada de la izquierda nacional es la de demostrar lo aislado que está el PP. Se esfuerzan por escenificarlo cada vez que pueden en votaciones y acuerdos varios, para después publicitarlo tanto como pueden, que es mucho. La idea consiste en transmitir el mensaje de que es un partido radical. El centro los ocuparían el PSOE y los nacionalistas “moderados”, equiparando fuera del “espectro político razonable” a PP con HB y otros extremismos. Parece exagerado, pero en Cataluña la receta les ha ido muy bien.

Sería bueno que intentáramos hacer un uso más consciente del lenguaje. Por ejemplo, a partir de ahora intentaré usar preferentemente el término separatismo en vez de nacionalismo: si no hay nación llamarles así es una concesión.

El recordado Revel decía con razón que "La primera de las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira". Hitler tenía un ministerio de propaganda, pero al menos no lo escondía.

6 Comentarios:

Blogger uplinksombra said...

En efecto, el menospreciar a aquéllos que son ideológicamente contrarios, es un grave error, del tipo que te hace perder una partida de ajedrez, pero en esta cso el tablero es la vida.

Por otro lado me temo que algún gracioso ha lincado tu blog a una lista de blog-spam. No sé si ahora blogger tiene filtros, (cuando yo lo usabo no los tenía), pero el spam es, junto con los trolls el mayor problema de la blogosfera, por eso me gusta WordPress, que me permite configurar filtros. En cuanto a los trolls ¿quién les hace caso?

2:37 a. m.  
Blogger Prevost said...

Yo uso en vez de nacionalismo: nazionalismo o nazi-onanismo. Les viene de maravilla el término, y así no les "acoso", pues reconozco su "nazi"ON

Saludos.

11:54 a. m.  
Blogger Freelance said...

No recuerdo de quien es la frase, pero viene al pelo: "para decir la verdad y para mentir se emplea la misma materia, el lenguaje. Por eso es tan difícil distinguir la una de la otra".

Por eso es imprescindible emplear el tamiz de la razón, y eso es algo que está vedado para quienes escogen la comodidad de los dogmas y las consignas.

(Por cierto, mete el filtro antispam. La opción se llama "reconocimiento de la palabra", o algo así. A mí me lo recomendó marine.fran y, aunque es un poquito engorroso para el comentarista, funciona).

12:54 p. m.  
Blogger Zeitnot said...

Prevost, estoy de acuerdo que los separatistas usan a veces métodos totalitarios, pero al usar "nazionalismo" muchos de los que no opinan como nosotros nos dejan de leer , o nos juzgan con el prejuicio de la demagogia, no sin cierta razón.

Freelance, es ciero lo del filtro de la razón, y precisamente por eso la perversión del lenguaje es una forma tan peligrosa de manipulación de las masas, porque comúnmente se utilizan las convenciones del lenguaje sin reflexionar demasiado sobre ellas.

!Narpo, coño, activa el filtro de marras! ;)

1:40 p. m.  
Blogger narpo said...

Prefiero los filtros heuristicos pero ya que no hay nada mejor pondre las letritas.

12:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Y en vez de "sociedad del bienestar", "sociedad de la indolencia" o algo así?
Habría que buscar sinónimos más adecuados para todas estas palabras. ¿Alguien se anima a hacer un diccionario?

7:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home