jueves, abril 14, 2005

Copyright y Patentes en Liberty

Por Wendy McElroy

La propiedad intelectual, en la forma de patentes y copyright, fue objeto de un intenso debate en Liberty. Benjamin Tucker rechazaba categóricamente la idea de que el copyright favorece al anarquismo. La fuerza de la oposición de Tucker a las patentes puede ser evaluada en su ensayo “State Socialism and Anarchism: How Far They Agree, and Wherein They Differ”. Donde Tucker explica las diferencias clave entre la posición del anarquismo individualista sobre la propiedad intelectual y la de la escuela radical contra la que más competían en esos días, el socialismo de estado.

"Los dos principios... son autoridad y libertad, y los nombres de las dos escuelas de pensamiento social que representan, completamente y sin reservas, a uno u otro principio son, respectivamente, el Socialismo de Estado y el Anarquismo."

Tucker explica que “casi todos los economistas políticos” se limitan a describir la sociedad como ha existido. Por el contrario, el socialismo y el anarquismo describen la sociedad como debería ser y exploran los medios por los cuales semejante ideal podría conseguirse. Tucker observó que “esto parece haber sido hecho de tres formas diferentes... Josiah Warren, un americano, Pierre J. Proudhon, un francés, Karl Marx, un judio alemán”. La “desviación en los caminos” de Marx por una parte y de Warren y Proudhon por otra consistió en su método de acabar con el monopolio.

Siguiendo el sendero de la autoridad, Marx aceptó que “el gobierno debe asumir todas las funciones de la economía para protegerla del monopolio... Lo primero es, entonces, el Socialismo de Estado, el cual puede ser descrito como la doctrina en la que todos los asuntos de los hombres deben ser administrados por el gobierno sin importar las elecciones personales”.

Warren y Proudhon se adhieren a la libertad y “vieron que el monopolio descansaba sobre la autoridad (el gobierno) y que para destruir al primero era necesario destruir a este último. Los medios que propugnaban eran “crear toda la competencia posible”. Por tanto lanzaron un ataque frontal contra los cuatro monopolios de mayor importancia: El monopolio del dinero, el de la tierra, el de los aranceles y el de las patentes. Para Tucker las patentes eran uno de los cuatro principales monopolios sobre los que descansaba la autoridad.

El debate sobre la propiedad intelectual en Liberty era, quizás, inevitable. Lysander Spooner, uno de los mentores de Tucker, había escrito un trabajo titulado "The Law of Intellectual Property, or, An Essay on the Right of Authors and Inventors to a Perpetual Property in Their Ideas". Y por otra parte Herbert Spencer, un pensador muy citado y respetado en Liberty, argumentaba enérgicamente a favor de la propiedad intelectual.

El escenario estaba preparado para una verdadera lucha conceptual. Como objeto de debate la propiedad intelectual apareció el 7 de Julio de 1888 a través de un provocativo articulo en el cual Benjamín Tucker declaraba “no puede haber legítimamente algo similar a la propiedad exclusiva de una idea”. Desde este punto, las cuestiones gemelas sobre patentes y copyright dieron lugar gradualmente a un gran debate a través del cual el concepto de propiedad fue finamente perfeccionado.

3 Comentarios:

Blogger Topgun said...

Muy interesante, Narpo, ¿habrá más?

11:47 a. m.  
Blogger narpo said...

Bastante más, aunque con calma. Lento que es uno ;D

2:02 p. m.  
Anonymous Nachete said...

Un tema que me apasiona!!

Espero impaciente por más! ;-)

2:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home