martes, diciembre 28, 2004

Al Estado llorando y con la patente monopolizando

Llama la atención que algunos argumenten que las patentes son una mera evolución de la protección del propio conocimiento que, tradicionalmente, se llevaba a cabo mediante el secretismo.

La patente, por tanto, sería una evolución natural (y coercitiva) de esta protección, más cómoda (y arbitraria) y eficaz (y liberticida), que premia al innovador (no siempre) y le protege de los aprovechados (competencia) y parásitos (otros emprendedores) que nos rodean.

Estas argumentaciones sonarían de lo más ridículo si cambiáramos "innovación" por "trabajo" e "imitar" por "explotar". Nos encontraríamos entonces con una situación en la que el pobre trabajador debe recurrir a la protección del Estado (y sus bondadosas patentes) para que su trabajo no caiga en manos de explotadores sin escrúpulos.

No seré yo quien ponga en tela de juicio la mayor eficacia de las fuerzas coercitivas del Estado para salvaguardar el monopolio de las ideas frente a otras medidas como el secreto.
Ni dudaré de la protección que proporciona frente a la competencia en comparación con otros factores que tiene el descubridor como el posicionamiento, el prestigio, un mayor conocimiento sobre el producto o una mayor facilidad y ventaja para continuar innovando sobre el mismo.

Lo que si pondré en duda, una vez más, es la legitimidad de semejante medida. Y es que uno es libre de innovar o no hacerlo, si cree que el fruto de su esfuerzo no le será útil, que no siga, pero que no pretenda recurrir al Estado para monopolizar ningún tipo de resultado en detrimento de la libertad del resto.

Respecto a los supuestos beneficios de las patentes sobre la innovación, aquí dejo otros cinco enlaces VI, VII, VIII, IX, X.
Siendo el X especialmente revelador sobre los perniciosos efectos del monopolio de las ideas.

16 Comentarios:

Blogger g0lan said...

Narpo, de tu exposición no consigo diferenciar si abogas en contra de las patentes de softare o directamente a favor del simple pirateo. Al fin y al cabo, el software es intangible no? Según tu tésis, que yo copie y venda el software diseñado por ti, no afecta a tu derecho de propiedad sobre el código que tú escribes. ¿Es eso lo que afirmas? Si copiar algo que por su intangibilidad es intrínsecamente no-escaso no menoscaba los derechos de propiedad del creador, no nos detengamos contra las patentes de software, exijamos también libertad de copia de cualquier programa. Con que el copiador pague el CD virgen, todos contentos ¿no?

7:49 p. m.  
Blogger g0lan said...

Otra cosa, sin maldad. Aquella vez que te molestaste por el tono ácido del título de un post en le que te respondí... a la vista del que has usado tú, asumo que te convencí de que no era algo malo sino hasta saludable. La alternativa sería que practicas la ley del embudo, y no me puedo creer eso :)

7:54 p. m.  
Blogger narpo said...

Ya he dado mi opinión varias veces sobre ello.
Si tu compras un programa y aceptas su licencia o copyright quedás ligado a esos términos por medio de contrato.
Piratearlo y distribuirlo sería violación de contrato y por tanto delito. La pirateria nada tiene que ver con las patentes.

7:54 p. m.  
Blogger g0lan said...

Ya sé cuales son los términos legales. Pero eso también ocurre con las patentes de software. Lo que estoy preguntándote no es por la legislación actual sino por las consecuencias de lo que tú estás defendiendo. De los principios que tú defiendes, ¿cómo deducirías que la piratería es ilícita? Y no, que la ley de ahora lo prohibe no es una respuesta válida.

7:59 p. m.  
Blogger narpo said...

Hombre, no creo haber sido ácido, la verdad, y en todo caso sería con Manel.
A fin de cuentas, los chiripitiflaúticos somos pura inocencia >:OP

7:59 p. m.  
Blogger narpo said...

Creo que la diferencia entre
1- patentar la idea de un corrector ortográfico e impedir por ley que nadie pueda desarrollar uno
y
2- distribuir un corrector ortográfico con una licencia que te impida mediante contrato (no hay coacción si no consentimiento) su distribución o copia
Salta a la vista.

8:05 p. m.  
Blogger g0lan said...

Sé que sabes que eso no es una respuesta. ¿Consentimiento? No no, si yo no acepto nada de ningún contrato; no hay ninguna relación formal ni contractual ni comercial entre las partes en el supuesto que yo te planteo. Yo lo que hago es simplemente copiar. Pero copio algo intangible (un programa desarrollado por ti). ¿Te perjudica eso? ¿Te he quitado algo que sea de tu propiedad? Ese es el fondo. Y si te perjudica en algo, ¿debería haber alguna protección legal que me impida hacer eso?

8:13 p. m.  
Blogger narpo said...

Si te refieres con copiar a realizar un programa de similares características pero empleando, para ello, medios propios no veo inconveniente. No causa ningun daño y por tanto veo inaceptable que el Estado venga a decirme que puedo o no hacer con mi conocimiento, mi ordenador y mi compilador. Y si alguien tiene la tentación de recurrir al lucro cesante decir que toda forma de competencia provoca perjuicio por lucro cesante y no creo que vayamos a prohibir la competencia.
La industria del software lleva funcionando de esta forma toda su historia (durante el siglo pasado las patentes de software no han sido utilizadas realmente) y creo que es de las más innovadoras que hay. Amén de muy muy lucrativa. Dudo que Microsoft fuera más rica si pudiera hacer efectivas todas las patentes que tiene, lo que si tengo seguro es que los consumidores no tendriamos tantas alternativas y que iríamos muy por detrás en desarrollo de software.

9:26 p. m.  
Blogger g0lan said...

No Narpo, me refiero a copiar. Ya sabes, coges y copias. La cuestión es que eso, copiar, también se realiza sobre algo intangible, como tú código fuente. Y según la teoría que expones, no te perjudica en nada que yo lo use como me plazca, puesto que tú puedes seguir usándolo de la forma que desées. Eso es lo que tú estás diciendo. ¿Por qué puedo usar tus ideas como me de la gana pero no tus ejecutables?

9:34 p. m.  
Blogger narpo said...

Ya te lo he dicho:
Si yo te vendo el código bajo la premisa (licencia/copyright) de que no puedes copiarlo y lo haces incumples el contrato.
Si no existe este acuerdo previo o condición similar por supuesto que si puedes copiarlo y distribuirlo.
Las aplicaciones informáticas, por ejemplo, suelen venir todas con una licencia de uso que define las condiciones de uso, copia y distribución.
No veo muca diferencia con, por ejemplo, una clausula de confidencialidad en un contrato de trabajo.

11:16 p. m.  
Blogger g0lan said...

Que no, leches, que no me vendes nada ni hay ningún tipo de licencia. Yo hago copias de tu ejecutable igual que las hago de tus ideas. Sin ninguna licencia de ningún tipo. Simplemente, hago copias de algo inmaterial (y por tanto infinito, no sujeto a escasez). ¿Te perjudica eso en algo acaso? Al fin y al cabo, eso no afecta en nada a la forma en que tu puedes hacer uso de tu ejecutable... ¿o sí?

11:35 p. m.  
Blogger g0lan said...

No se trata de que tu no pretendas que haya acuerdo previo. Se trata de que yo no participo en el acuerdo. Me limito a usar tu ejecutable, venderlo, alquilarlo, disfrutarlo, lo que sea. A ti igual te apetecía vendérselo a los que se lo venda yo. Pero según tu tésis, al ser inmaterial y por tanto infinito, en nada inclumple tus derechos cualquier uso que yo decida darle al ejecutable creado por ti. Y esos acuerdos de licencia en los que te amparas, se basan en copyrights y cosas similares, que en términos de principios quedan absolutamente exluidas en tu disertación. Si se siguiera lo que tan grandemete defines como "libertad para copiar ideas", simplemente esos supuestos que haces de las licencias y contratos, no serían aplicables. "Todos los derechos reservados" no excluiría de ninguna manera la posibilidad de copiar a mansalva una creación inmaterial (infinita).

11:42 p. m.  
Blogger narpo said...

Vamos a ver Golan, estas mezclando dos cosas que nada tienen que ver.
Las patentes lo que hacen es que yo NO pueda hacer una aplicación parecida empleando para ello mis conocimientos y mis medios. El copyright o licenciamiento no impide esto. Creo que la diferencia es notable.
Además, confundes los términos, un programa de ordenador no es intangible. Su código existe y sus binarios también. Están ahí y se sabe perfectamente donde empiezan y donde terminan. Conocemos con total exactitud cada sentencia y cada byte.
Si yo creo una aplicación y la vendo quien la compre queda ligado a mis términos y por tanto veo difícil que alguien, legalmente, pueda ponerse a distribuir mi aplicación. Para que sucediera lo que tu dices tendría que haber violación de contrato o de alguno de mis derechos.
Además cuando yo hablo de copiar una idea, en este caso, hablo de copiar la funcionalidad, no me refiero a replicar bit a bit un código, si no a realizar algo similar con, insisto, medios propios.
Las patentes proporcionan un monopolio coercitivo que limita el derecho de las personas a utilizar sus propios medios. El copyright o licenciamiento no. Proporciona protección (pero sin monopolio) mediante la aceptación consentida de las cláusulas y además, no cercena ningún derecho de terceros pues no les impide utilizar libremente sus propios medios.
La prueba más evidente de esto es que hoy, sin necesidad de patentes de software, el código esta protejido por licenciamiento y copyright. ¿Coarta esta protección nuestra libertad? Sin duda, pero es libremente aceptada.

12:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No hay patentes en Europa. Sí los hay en EEUU.

Ahora compara el estado y el grado de desarrollo de la industria del software en ambos territorios.

Porque lo que estás haciendo es defender que sin patentes, la industria bien que se ha desarrollado. Lástima que lo ha hecho precisamente donde sí los hay: EEUU.

Te falla la lógica del argumento, Narpo.

3:59 p. m.  
Blogger g0lan said...

Narpo, mantengamos el debate en un lugar no ofensivo para la inteligencia de ambos, porfa.

El software es tangible? eh... ¿cuantos gramos pesa el código de windows?

Yo no te estoy diciendo que sean igual de abstractos un ejecutable y una patente. Lo que te digo es que ambos son inmateriales y por tanto reproducibles ad eternum. Y que según la lógica que tú has empleado, copiar ejecutables es igual de poco perjudicial para el creador que copiar propiedad industrial (patentes). Eaco al menos es coherente en eso, y reconoce que sí, que no hay diferencia alguna en ese principio siempre que hablemos de cosas inmateriales (y por tanto no naturalmente escasas).

6:48 p. m.  
Blogger narpo said...

La pregunta anonima esta bastante bien respondida en 3 o 4 de los enlaces que he puesto.
Lo he dicho unas cuatro veces, las patentes en USA hasta hace poco apenas tenian fuerza (y siguen sin tener mucha aunque parece que algunos intentan cambiar esto). Empresas como Adobe o Autodesk se han manifestado en contra de las patentes por los costos y trabas que supondría. No querer ver esto es ceguera intencionada y decir que USA debe su poderosa industria del software a las patentes es pura ignorancia. Me gustaría ver algun estudio serio que sostenga eso. Yo he puesto varios estudios y análisis que dicen lo contrario pero no me habeis dado uno sólo que rebata esos argumentos.

Golan, puede que al ser informatico cosifique el software más que tu. Pero un programa no es más que una lista de instrucciones. Cuando tu compras una aplicación no adquieres la idea ni el algoritmo, adquieres un ejecutable, un conjunto de ceros y unos que sí son algo tangible. Efectivamente se puede copiar sin esfuerzo y casi sin costo, pudiendo ser considerado un bien ilimitado y para nada escaso. Pero no se porque influiría eso en aplicar la protección por licenciamiento o copyright. Si tu adquieres una aplicación y aceptas unas condiciones de uso debes de cumplirlas. El contrato se centra en que no reproduzcas, copies o distribuyas algo que esta claramente definido.
¿cual es el problema?

9:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home