miércoles, enero 19, 2005

El Estado del linux

Ya mostré mi disconformidad con los desarrollos públicos que se estan realizando sobre distribuciones linux.

Hace ya un par de años que el Software Libre está de moda y siendo linux su máximo exponente a nadie debió extrañar que diversos políticos se subieran al carro. Por supuesto, una vez abierta la veda, los que les han seguido en busca de esa irresistible apariencia, moderna y progre, han sido incontables.

No contentos con el despilfarro realizado por las autonomías que en lugar de aprovechar el mercado ya existente y potenciarlo se limitan, por lo general, a desperdiciar recursos, ahora, el gobierno central ha decidido tomar cartas en el asunto.

Es decir, que con la excusa de resolver el patente despilfarro y aumentar la eficiencia se va a aumentar la burocracia y se gastarán buenas sumas de dinero en reuniones inter-autonómicas con la finalidad de coordinar un esfuerzo que nuncá debió ser público.

El siguiente paso, crear una Oficina Central del Software Libre. Luego, crear oficinas autonómicas e institucionalizar, de una vez por todas, todo el asunto.

¿Resistiremos?

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

El asunto es que el soft libre como concepto es dificil de encajar economica y juridicamente excepto quiza en la idea de los llamados "bienes publicos" es decir aquellos que tienen un consumo no rival y que no se puede discriminar a los consumidores con un precio.Como los bienes publicos el soft libre tiene la caracteristica por tanto de los free riders o gorrones,esto es, los que pueden beneficiarse de el sin contribuir.
Recordad amiguetes liberales que para los manuales socialistas que hemos tenido que tragar, los bienes publicos eran un "fallo de mercado".¿Y como solucionan los socialistas los fallos de mercado?Xacto, con la intervencion de Estado.Los manuales no aclaraban si esa intervencion no solucionaba algo o empeoraba la asignacion de recursos ,pero esa es otra historia.
Por si quereis seguir reflexionando ,tened en cuenta la inmaterialidad del soft libre y como no solo no se gasta sino que su valor aumenta cuanta mas gente lo use.
A seguir bien

1:38 p. m.  
Blogger narpo said...

Te equivocas de cuestión y utilizas argumentos que no vienen al caso. El mercado proporciona SL en abundancia y de excelente calidad. Red Hat, SuSE y Mandrake, por ejemplo, son excelentes muestras de ello. ¿Porqué realizar desarrollos públicos pudiendo adquirir productos de excelente calidad del mercado? ¿Porque no firmar un convenio directamente con Debian (u otros) y financiar de esta manera el desarrollo? ¿o con el OpenBSD project?
No sólo tengo la plena seguridad de que ellos harían un trabajo mejor si no que lo harían de forma más eficiente y tendría una mayor utilidad de cara a los usuarios.

1:48 p. m.  
Blogger marine.fran said...

El problema es que el software libre se ha convertido en algo "político". Para Llamazares y compañía usar programas NO Microsoft es bueno, es de comunistas guays. Que así se vence a EE.UU. La gran verdad es que ninguno de ellos tiene ni puta idea de lo que es el soft libre. Es más, me atrevería a decir que si les revisas los equipos informáticos que usan seguro que la mayoría usan SO Windows. Y más aún, seguro que los de IU son de dudosa legalidad.

Un ejemplo, pregúntale a Llamazares/Carod/etc. Cómo se sale de Linux. Qué botones tienes que pulsar. Ni idea. Por la boca muere el pez.

3:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Coincido contigo, Narpo. Hay excelentes opciones dentro del SL como para ponerse a gastar carretillas de dinero público en empeñarnos en hacer una distribución personalizada de GNU/Linux para cada autonomía. Además, no sé qué pueden aportar esas distribuciones al software libre. No he probado ninguna, pero me parece a mí que no son más que unas Debian ligeramente modificadas para hacerlas más accesibles al usuario doméstico. Y para eso ya hay opciones más que buenas, también basadas en Debian, como por ejemplo Ubuntu.

Además, el SL no acaba en GNU/Linux. También existen los *BSD. Estas mismas navidades probé FreeBSD en mi portátil y me quedé totalmente asombrado.

Lo importante para mí es la libertad de elección. No quiero que nadie (y mucho menos el gobierno) me imponga tener que usar un SO (o cualquier otro programa) de ninguna compañía determinada, llámese Microsoft, llámese Novell.

Terminas el artículo diciendo ¿Resistiremos?. Coincido otra vez (esto ya es raro :P). Me temo que políticas como éstas pueden hacer más daño que bien ...

Un saludo
Nachete.

6:22 p. m.  
Blogger Atila said...

Yo estoy de acuerdo con todos un poco... pero principalmente con el marine.

El software libre se esta politizando ahora en exceso... antes se corria a vigilar que todas las instituciones tuviesen sus licencias en regla... y ahora nos dedicamos a promover el software gratuito y no contentos con eso subvencionamos algunas distribuciones del mercado un poco maqueadas para que aparezca el nombre de la comunidad autonoma. No me parece mal... pero joder... las cosas se estan descontrolando.

Y sigo estando deacuerdo con el marine al tener la certeza mas absoluta de que ningun politico de esos que van con la bandera de partido... buscando cosas posiblemente politizables como cochinos trufas... no saben ni siquiera ni el significado del concepto de software libre... ni de que clase de licencias llevan... y sin nombrar el linux...

Fijo que para ellos lo del software libre es el emule... de donde sacamos el windows parchadisimo hasta el icono de mi pc... y... "niño no toques eso... que esto es para trabajar..." (esta claro que el niño sabe mas de informatica que el papa)
Y es que... sinceramente no me veo los ordenadores de la moncloa ni al ZP andando con un ordendor abierto de costado y bajandose de la mula la knoppix... aunque nunca se sabe...

Que sera lo proximo??? A lo mejor les mola tanto el concepto de licencia GNU que se las ponen a las tostadoras del mediamark!

3:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home